Terapia Familiar

Las familias entran en crisis frecuentemente por una serie de problemas que se generan en la propia convivencia. La vida en familia lleva consigo afrontar muchos retos: trabajo, relaciones con terceros, hijos, altibajos, dinero, etc. Todas las familias son diferentes, unas afrontan y superan problemas por si solas y otras se apoyan en terapia de familia cuando el problema persiste y este puede acabar dañando la relación familiar.