Terapia para adultos

Por lo general, las personas tardamos demasiado en pedir ayuda profesional cuando nos sentimos mal psicológicamente.

Pero el tiempo no lo cura todo.

Y cuanto antes acudas a un profesional, antes conseguirás el bienestar psicológico y emocional necesario para vivir una vida satisfactoria.

Una vida con sana autoestima, relaciones sociales y familiares saludables y los recursos suficientes para afrontar los retos de la vida y alcanzar las metas que te propongas.

¿Con qué puede ayudarte la terapia?

  • Problemas de ansiedad y de estrés continuados o puntuales.
  • Gestión de conflictos pasados, presentes y futuros.
  • Problemas emocionales continuados (tristeza, miedo, enfados).
  • Sensación de tener baja autoestima o no valorarte lo suficiente.
  • Inseguridad para tomar decisiones y para hacer tu vida.
  • Conflictos familiares que no te dejan vivir tranquilo.
  • Sensación que no puedes disfrutar de la vida.
  • Problemas sexuales que te dificultan tus relaciones.
  • Traumas en la infancia o adultez que afectan a tu presente.
  • Dependencia emocional en tus relaciones.
  • Sentir que no avanzas.
  • Sentirse perdido a nivel laboral.
  • Dificultad de relación con los demás.
  • Sensación de ser muy tímido y miedoso, no atreverse a mostrarse.
  • Te cuesta tomar decisiones.
  • Piensas que eres inútil y que todo te sale mal.
  • Crees que tienes una adicción y no puedes controlarla.
  • Notas ansiedad o estrés, sientes palpitaciones, te oprime el pecho o sientes que te vas a morir
  • Evitas las discusiones y te abrumas y desbordas con facilidad.
  • Tienes muchos miedos que te hacen evitar situaciones.
  • Te cuesta decir que no y poner límites o explotas con facilidad.
  • Te sientes triste muy a menudo, con pocas ganas y desmotivado.
  • Percibes dificultades para relacionarte con los demás.
  • Cargas con la sensación de no encajar en ningún sitio.
  • Quieres terminar con una relación, pero no puedes.
  • Has perdido a alguien y te sientes desorientado y muy triste.
  • Tienes pensamientos que se repiten y no los puedes controlar.
  • Sufres problemas emocionales, sientes que piensas demasiado o no sientes nada.
  • Tienes problemas de comunicación con la pareja o en el trabajo.
  • No sabes vivir en el presente y todo el rato estás pensando en el pasado o en el futuro.

Beneficios de la terapia

Acudir a psicoterapia es emprender un camino de autoconocimiento, autocuidado y autogestión. A lo largo del proceso vas a conseguir:

  • Sentirte mejor contigo mism@.
  • Un mayor equilibrio  personal y una mejor gestión emocional.
  • Más momentos de calma y claridad mental.
  • Encaminarte hacia la vida que deseas y conseguir una mayor satisfacción vital.
  • Una mejor autoestima.
  • Una mayor conexión contigo mism@, con recursos para sostener y transitar los momentos difíciles. 
  • Un crecimiento emocional y personal intenso.
  • Conocerte mejor, gestionarte mejor.

¿Cómo lo hacemos?

Para hacerlo pondremos el foco en las emociones, los pensamientos, la conducta y tu visión de la vida.

Atención individual y personalizada.
Usamos el diálogo, técnicas psicocorporales, artísticas, sistémicas y cognitivo-conductuales en función de cada caso.

Ejercicios prácticos a realizar en casa.
Entendemos el espacio entre sesiones como un momento para poner a prueba y consolidar aquello que se trabaja en terapia.
50 minutos de sesión, 1 vez a la semana.
Empezaremos por una frecuencia de una vez a la semana e iremos espaciando las consultas a medida que progreses. 
Confidencialidad y privacidad.
El espacio terapéutico es un espacio seguro y privado en el que garantizamos la máxima confidencialidad.

Fases de la terapia

Nos conocemos.

Destinaremos las primeras sesiones a conocernos. Tomar la decisión de acudir por primera vez al psicólogo es difícil. Conscientes de ello, prestamos especial atención a ese primer contacto que marca el inicio de la relación terapéutica. Durante esta fase que suele tener una duración de dos sesiones, tu terapeuta buscará entender en qué situación te encuentras y cómo abordar tu caso de la mejor manera posible. Por tu lado, podrás decidir si somos las personas adecuadas para acompañarte. No todos los profesionales servimos para todo el mundo, así que, si no encuentras en nosotras la ayuda que necesitas, no dudes en seguir buscando.

Planificación

Esta segunda fase, a la que no se suele dedicar más de una sesión, está destinada a transmitirte toda la información relevante sobre tu caso: qué te ocurre y por qué te ocurre. También delimitamos juntos/as los objetivos de la terapia. Basándonos en estos, también obtendrás una explicación detallada de cuál será el plan de tratamiento.

Empezamos la terapia

En una primera etapa, buscaremos reducir los síntomas y el malestar que sientes. Recuperar la calma y que estés más sereno/a es nuestra primera prioridad. En esta fase, aprenderás nuevas estrategias para enfrentarse a tus problemas. Aprenderás a detectar y ajustar aquellas variables y patrones  que precipitan y mantienen aquello que te genera malestar. Es muy posible que te mandemos actividades para realizar durante la semana para que consolides los aprendizajes adquiridos en consulta. La duración del tratamiento depende de algunos factores como el motivo de demanda, los recursos propios, el ritmo personal, la situación vital, el tiempo dedicado al trabajo terapéutico, etc. A lo largo del trabajo vamos a ir  haciendo valoraciones conjuntas para ajustar objetivos, poner metas y  ver cómo avanzamos para ir distanciando las visitas hasta el alta.

Seguimiento

Se empiezan a conseguir los objetivos terapéuticos marcados en la primera fase. Por eso, las sesiones son cada vez más espaciadas en el tiempo y sirven para consolidar los aprendizajes y que los incorpores de manera definitiva a tu vida diaria.

Lo que dicen sobre la terapia para adultos

Emma Fernandez:

“Creo que la psicoterapia es algo a lo que todo el mundo debería recurrir y que nos ayuda a tener una mejor calidad de vida. Aquí he sentido que puedo hablar relajada y sin que me juzguen todo lo que quiera, desahogarse sin sentirse pesada y sentir te ayudan y preocupan por ti es un lujo. He aprendido a controlar situaciones y momentos, me han dado herramientas para seguir y me han abierto los ojos en muchísimas ocasiones. ¡Nuria eres genial, gracias!”

Elisabet Alonso:

Fuimos a MónMent por recomendación de una amiga, ya que mi hija no pasaba por un buen momento personal ni en el cole y encantados con el diagnóstico de su hipersensibilidad, un trato genial, la niña encantada con las sesiones y yo encantada con la mejoría que ha hecho y las herramientas que nos han dado.

Preguntas frecuentes

¿Cómo sé si la terapia me va a servir?

Para que la terapia te sirva se necesitan  varios factores: un buen profesional, la motivación del paciente y la implicación en el proceso.. Nosotras ponemos lo primero. Si tú pones el resto, no te preocupes: con la terapia obtendrás resultados.

Los resultados profundos nunca son inmediatos aunque trabajaremos para que desde el primer día te sientas más liger@. Y si trabajas y confias en el proceso, llegará el día en que te sorprendas de lo lejos que has llegado.

¿Cómo se consiguen resultados con la terapia individual?

Es importante destacar que el psicólogo no resuelve los problemas por ti. Puede ser directivo si tu proceso lo requiere  o que te acompañe y oriente para que seas tú el que encuentres tus respuestas y recursos.. Por eso, la terapia individual es un camino que no puede emprenderse sin la motivación y la voluntad del paciente.

¿Cuánto dura el proceso de psicoterapia?

Cada caso es muy variable, pero desde Món-Ment, huimos de fomentar la dependencia del paciente con la psicoterapia. Por eso, se plantean objetivos durante las primeras sesiones. A medida que los alcances, tu terapeuta te propondrá espaciar las sesiones para finalizar tu proceso terapéutico de forma gradual.

Quiero avanzar más rápido: ¿por qué no más sesiones a la semana?

El proceso de tratamiento requiere que el paciente pueda reflexionar y aplicar los aprendizajes realizados en consulta a las diferentes situaciones diarias. Por eso, una mayor frecuencia de las sesiones no implica una mayor velocidad en el proceso terapéutico.

¿Cuál es el precio de las consultas?

La psicoterapia individual para adultos tiene un precio de 60 € por sesión.

¿Cómo sé que lo que se trate en terapia es 100% confidencial?

Toda la información que se trata en terapia está bajo secreto profesional y es totalmente confidencial. En las primeras sesiones firmarás nuestro documento de confidencialidad donde aparecen todas las especificaciones.

Contacta

Contáctanos para pedir más información acerca de un tema en concreto o para pedir cita. Nuestro equipo te responderá con la mayor brevedad posible.