Terapia sexual

La salud sexual no es la mera ausencia de enfermedad, disfunción o debilidad, sino que implica bienestar orgánico, mental y emocional.

La sexualidad humana es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida.

Cuando hablamos de sexualidad hablamos de sexo, de identidades y de roles de género, del erotismo, del placer, de la intimidad, de la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales.

La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales. La sexualidad es algo inherente al ser humano.

¿Qué puede tratarse en terapia sexual?

La terapia sexual tiene como objetivo general  ayudar a las personas a disfrutar de su vida sexual. Puede que tengamos que  superar algún tipo de dificultad sexual, aunque también  querer mejorar nuestra capacidad para sentir placer a solas o en pareja o  enriquecer nuestra habilidad para dar y recibir placer a través de nuestros sentidos, cuerpo, piel y afectos.

A veces acudimos a terapia sexual con cierto  temor, ya que la sexualidad es un área sensible y muy íntima, y aún son muy pocas las personas que pueden hablar sobre el tema abiertamente y con respeto. Pero es muy importante, buscar ayuda profesional, ya que suele provocar mucho sufrimiento en la persona que lo padece, y en su pareja (si la tiene).

Las dificultades sexuales tienen causas múltiples que pueden estar relacionadas directamente, o bien de maneras indirectas y complejas. Es así como la sexualidad no se refiere solo a la anatomía y mecánica de nuestro funcionamiento sexual.

Tampoco se refiere a la relación sexual explícita, sino que se trata de un cúmulo de factores determinado por nuestras emociones, creencias, afectos, deseos y necesidades, nuestras relaciones interpersonales, nuestra relación de pareja, y todo lo que hemos aprendido de nuestra cultura, familia y sociedad al respecto. Todo esto influye en la manera como percibimos y vivimos nuestra sexualidad.

  • Educación afectiva y sexual
  • Crecimiento erótico
  • Orientación sexual
  • Disfunciones sexuales
  • Experiencias traumáticas y abuso sexual

Las disfunciones sexuales son alteraciones habituales, en cualquiera de las fases de la respuesta sexual, que impiden o dificultan el disfrute de la misma, ya sea en solitario o en compañía.

Pueden aparecer desde la adolescencia inicial hasta la vejez. Las disfunciones aisladas existen en pocas ocasiones y habitualmente se entremezclan entre ellas y también con las de la pareja sexual.

Beneficios de la terapia sexual

  • Tener información valiosa y veraz sobre sexualidad.
  • Saber que te sucede y cómo solucionarlo.
  • Ampliar y mejorar la forma de vivir la sexualidad

¿Cómo lo hacemos?

Sesiones de evaluación solo/a o en pareja. Analizamos las dinámicas que están influyendo en el problema y trazamos un plan de trabajo con objetivos concretos.

1h de sesión, 1 vez a la semana. Empezaremos por una frecuencia de una vez a la semana e iremos espaciando las consultas a medida que vuestra relación progrese.

Ejercicios prácticos a realizar en casa.
Entendemos el espacio entre sesiones como un momento para poner a prueba y consolidar aquello que se trabaja en terapia.
Confidencialidad y privacidad. 
El espacio terapéutico es un espacio seguro y privado en el que garantizamos la máxima confidencialidad.

Lo que dicen sobre la terapia sexual

Emma Fernandez:

“Creo que la psicoterapia es algo a lo que todo el mundo debería recurrir y que nos ayuda a tener una mejor calidad de vida. Aquí he sentido que puedo hablar relajada y sin que me juzguen todo lo que quiera, desahogarse sin sentirse pesada y sentir te ayudan y preocupan por ti es un lujo. He aprendido a controlar situaciones y momentos, me han dado herramientas para seguir y me han abierto los ojos en muchísimas ocasiones. ¡Nuria eres genial, gracias!”

Elisabet Alonso:

Fuimos a MónMent por recomendación de una amiga, ya que mi hija no pasaba por un buen momento personal ni en el cole y encantados con el diagnóstico de su hipersensibilidad, un trato genial, la niña encantada con las sesiones y yo encantada con la mejoría que ha hecho y las herramientas que nos han dado.

Preguntas frecuentes

¿Cómo sé si la terapia sexual va a funcionar?

La terapia sexual  proporciona un marco  que nos ayudan a conocer mejor  cómo funciona la sexualidad humana, analiza los factores que contribuyen a la problemática actual de los pacientes y propone un trabajo terapéutico en función de esta demanda y de la evaluación realizada. Como en el resto de los procesos terapéuticos, avanzaremos si caminamos.

¿Cómo se consiguen resultados con la terapia sexual?

Es importante destacar que el psicólogo no resuelve los problemas por vosotros/as, sino que facilita un espacio de confianza y seguridad donde  expresarse sin juicios ni interrupciones, en un marco de empatía y confianza. El terapeuta evalúa y propone un tratamiento con el que los pacientes conseguirán solucionar los problemas por los que acuden a terapia.

Por eso, la terapia de pareja no puede emprenderse sin la motivación y la voluntad de ambos miembros de la pareja.

¿Cuánto dura el proceso de psicoterapia?

Cada caso es muy variable, pero desde Món-Ment, huimos de fomentar la dependencia de la psicoterapia. Por eso, se plantean objetivos durante las primeras sesiones. A medida que se alcancen, el terapeuta propondrá espaciar las sesiones para finalizar tu proceso terapéutico de forma gradual.

¿Hay que tener pareja para hacer terapia sexual?

La terapia sexual atiende a personas de manera individual y también a parejas.  Recuerda que la sexualidad no es exclusivamente la que practicamos con otras personas si no que incluye la relación que tenemos con nuestro propio cuerpo y con el placer.

¿Cuál es el precio de las consultas?

La terapia de pareja tiene un precio de 60 € por sesión.

¿Cómo sé que lo que se trate en terapia es 100% confidencial?

Toda la información que se trata en terapia está bajo secreto profesional y es totalmente confidencial. Por ley, no podemos revelar nada de lo que nos cuentes.

Contacta

Contáctanos para pedir más información acerca de un tema en concreto o para pedir cita. Nuestro equipo te responderá con la mayor brevedad posible.